Guía para comprar marcadores

Bocetar con marcadores es tal vez lo que más disfruto de mi oficio como diseñador industrial. Sin embargo, después de ocho años dando clases sobre cómo hacerlo —tanto en varias universidades como en nuestro curso de conceptualización y bocetación de producto, CONBO—, he terminado por desarrollar un método para aproximarse a la técnica desde una perspectiva razonable. A continuación, entonces, encontrarán lo que le propongo a quien quiera entrar en esta delicia de técnica.

Empecemos porque los marcadores más versátiles para estos menesteres tienen tintas a base de alcohol —unas más olorosas y sabrosas que otras; encontrará una breve reseña de algunas al final— siendo poco compatibles con los de tinta permanente o los a base de agua. Esto permite usarlos para hacer degradados, tener diversos niveles de opacidad, desaturar, entre otras funciones que resultan esenciales para bocetar producto con velocidad y acabados óptimos. En ese sentido y aunque suene obvio, es fundamental ver qué tiene el mercado local en la materia. Usualmente se encuentran en papelerías especializadas, pero la variedad de marcas y el surtido oscila dependiendo del lugar. Por ejemplo en Bogotá, desde donde escribo, se encuentran unas cinco de las mejores marcas, mientras que en Ciudad de Panamá, donde pensé encontrar un montón por su condición de puerto —y si bien sólo pasé como forastero—, apenas encontré Prismacolor. Por el contrario, y como es de esperarse a la vez, en algunas ciudades estadounidenses y europeas caracterizadas por sus escuelas de arte, he encontrado tanto que he caído en el consumismo.

Lo siguiente es la presentación: la más común y seductora es la caja por varias unidades —desde seis hasta la obscena cantidad de doscientos—, pero que no recomiendo, sobre todo en las de cantidades enormes. Nunca he comprado una caja o kit de marcadores. No sé por qué nunca lo hice, pero viendo la experiencia de varios estudiantes me he armado de razones para continuar sin hacerlo y a la vez recomendarlo. La primera razón es un tanto azarosa, pues no es absoluta, pero causa la suficiente frustración como para tenerla en el mapa: en una caja de muchos marcadores pueden llegar algunos secos —esto pasa sobre todo cuando se piden al exterior—. La segunda tiene que ver con que si uno se está iniciando, es preferible la prudencia a la fantochería —puede sonar motivadora la linda y exagerada caja, pero eso de tener tanto como el dinero pueda comprar es propio de una cultura del narcotráfico que debemos ir erradicando, incluso cuando bocetamos—. La tercera tiene que ver con la anterior y es su precio: una inversión tan grande puede resultar prohibitiva y no se justifica si apenas se está averiguando si le gusta. La cuarta es de forma, pues las gamas con que vienen parecieran hechas tratando de meterle a uno al menos un marcador no muy popular pero que ya está en cola de producción. Y la última, que es la más importante a mi juicio, es que la forma en que uno usa los marcadores define preferencias que, con dificultad, pueden ser leídas por los mercadólogos que arman los kits de las empresas productoras.

De lo anterior, haciendo énfasis en la última razón y en poder acercarse a la técnica sin que el dinero sea un obstáculo —uno grande al menos, porque lo caro no deja de ser relativo en la bárbara inequidad que nos tocó—, es que propongo empezar con solo cinco —tal vez seis— marcadores comprados al detal —y ojalá en donde le permitan a uno probarlos o donde tengan muestras de las tintas— teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  1. Para bocetar con marcadores los grises son fundamentales. Son la base del sombreado y de la desaturación para objetos de color, de los acabados metálicos, de los objetos blancos, los negros, los grises, entre otros usos. Al ser los marcadores que uno más usa, es importante que averigüe qué empresa de marcadores tiene la mejor cobertura en cuanto a suministros en su zona —recargas de tinta, puntas de recambio, garantía, etc.—. Para el caso Bogotá, recomiendo Kurecolor de Zig, marca japonesa que tiene a Cofodex como representante —de hecho sólo en este caso recomiendo afiliarse a una marca, pues el resto es exploración entre las propiedades de cada una—.
    Para comprarlos hay que saber que los grises están codificados según la marca, puesto que dentro de las gamas hay diferencias tonales que afectan los acabados. Se encontrarán, entonces, con que en casi todas las marcas hay grises con nombres —gris café, gris azulado, gris verdoso, gris brillante, gris claro, etc.—. Yo descarto estos de entrada pues no tienen una escala de saturación —de claro a oscuro, diría uno coloquialmente— que facilite su uso. Así las cosas, recomiendo empezar con tres grises de la misma gama tonal. Las más comunes  y completas en todas las marcas son las de grises fríos (CG-CoolGray) y las de grises cálidos (WG-WarmGray) pero, también dependiendo de la marca, tienen una escala numérica particular. Para Kurecolor, por ejemplo, va desde CG/WG 01 —el de menor saturación, el “más clarito”—  hasta CG/WG 11 —el de mayor saturación, el más “oscurito”—, mientras en Promarker va de 1 a 5. En una situación ideal, sugiero tener (1) el de menor saturación de la gama; (2) uno oscuro que, en escalas muy amplias —como Kurecolor, Touch, Copic, AD Marker, que llegan a los diez valores—, no sea el de mayor valor sino entre el 6 y el 8, que ya son bastante oscuros —en el caso Promarker funciona bien el 5—; y (3) uno intermedio acorde con los extremos —para Kurecolor y los demás, un 4 o 5 está bien; para Promarker y escalas pequeñas, el 3—.
    ¿Que cuál gama escoger? Uno podría decir que dependería de los colores con que el paciente prefiera rayar: con los grises fríos podrían funcionar mejor los colores fríos y pasa igual con los cálidos, pero no es excluyente. Eso sí, ideal recordar que según la marca, los cálidos tienden más o menos al café, así como los fríos al azul o al negro, luego el que sean de la misma marca ayuda a que, de entrada, se facilite su uso —nunca sobra mencionar que la forma de almacenamiento de los marcadores o las tintas, tanto en las tiendas como en casa, puede afectar su pigmento, así que no es de sorprenderse si en la misma marca también hay variaciones—.

    IMG_1001 grises

    Los cálidos Kurecolor tienden bastante al café, si bien hay variaciones en función del lote. Ahora, en cada caso, estas escalas pueden ser de utilidad y gran versatilidad para empezar, pero también funcionan con variaciones: 01 + 04 + 07, por ejemplo.

  2. En cuanto a colores, empecemos por decir lo obvio: nunca comprar amarillo, azul y rojo pensando que de ahí salen todos los otros —esto complementa el por qué no comprar kits—. Eso no funciona por acá.
    Entre los principios de la bocetación con marcadores están el degradado o los altos contrastes entre diferentes niveles de saturación —cantidad de pigmento yendo de la transparencia a la intensidad— del mismo tono —si tomamos el azul cielo como un tono, sería tener . Los degradados —que son, para este caso, transiciones de alta a baja saturación o viceversa— son muy usados para representar superficies mate o incluso en brillos en grandes superficies —metales, vidrios, etc.—; los altos contrastes, para representar reflejos propios de acabados poliméricos y metálicos. Eso hace que una disponibilidad de diferentes valores para el mismo tono prime sobre una paleta de colores descrestadora únicamente para quienes no rayan —las de las cajas y kits— y que en muchos casos no logra tener ni un solo par que pueda ser usado de esta manera.
    Acá también cabe anotar que hay marcas como Kurecolor que no tienen una gran gama de colores y que su fuerte no está en tener varias saturaciones del mismo tono, como sí sucede en otras como Touch, Prismacolor, Ad Marker, Créa Marker y Copic. Sin embargo esto no es excluyente, pues uno puede mezclar marcas sin problema, sobre todo teniendo en cuenta aquello del almacenaje que puede tener influencia en la consistencia de las tintas con los cuadros de referencia de las marcas. De ahí la importancia de comprar en donde haya muestras del trazo o en donde uno pueda rayar para encontrar el par ideal, así sea hecho de dos marcas.

    IMG_0997 colores

    Muchas veces aparece el par ideal en otra marca, como el caso de la izquierda, entre Ad Marker y Promarker. También hay casos en los que una marca ofrece más de dos saturaciones del mismo tono, como en los Copic turquesa. En esta imagen también queda en evidencia que las puntas tienen diferentes biseles según la marca. Usar varias marcas permite identificar con cuál se siente uno más a gusto.

  3. Por último, y opcional, recomendaría hacerse a (1) algún color que contraste con el par del punto anterior para acentuar detalles, hacer fondos o cualquier cosa que pueda levantar la expresión del boceto, al menos mientras uno tiene para comprar otro par de otro tono; y/o a (2) un negro artístico, es decir, que no sea permanente o a base de agua, para poder hacer degradados desde negro cuando sea necesario.

En conclusión, es claro que uno puede explorar con todavía menos marcadores, pero el panorama general que ofrecen al menos los cinco de los primeros dos puntos dan más herramientas para saber si es o no una técnica del agrado de uno. Claro, siempre y cuando trate de aprender usando referentes o haciendo algún curso en el que vayan indicándole cómo mejorar la técnica. Si la cosa le funciona y si se encarreta, en adelante lo único que tendrá que hacer es ir comprando de a pares de colores y recargando los grises. Con el paso del tiempo, puede tener una cantidad importante, mucho más diversa que una pinche caja, y, lo más importante, con la certeza de haber dibujado con todos y sabiendo lo que con ellos puede hacer. Eso ya no es fantochería… aunque a continuación fantochee mi nevera de insumos para bocetar, un lugar fresco —no, no está conectada—, seco, lejos de la luz directa del sol y en el que los puedo guardar horizontalmente:

 

Nota sobre las marcas:

En el mercado local —hablo desde Bogotá, Colombia— es posible encontrar una variedad suficiente para iniciarse explorando. Kurecolor de ZIG —Japón— es, desde lo que conozco, la que mejor cobertura tiene y trae recargas, puntas de repuesto y para diversos tipos de trazo —ya mencioné a Cofodex— pero su gama de colores me resulta escasa en tanto saturaciones. También está Touch —Corea—, una marca con un montón de versiones copia que, si bien sirven pa’l gasto, tienen limitaciones con la precisión y homogeneidad de las gamas de las tintas, calidad de las puntas, etc. La versión oficial, según entiendo, es la de Shinhan Art y su gama de colores es excepcional. El pero de Touch está en que no tiene recargas ni puntas en el mercado local —si sumercé sabe algo que yo no sepa, le agradezco—, que es fundamental a la hora de gastar parejito. Promarker —Inglaterra hecho en China—, que fue comprada por Windsor & Newton, y Copic —de mis favoritas, japonesa— también tienen una gama increíble de colores, pero llegan a Colombia un tanto más costosas que Touch y con el mismo pero. Y por último está Prismacolor —EEUU— también tiene una gama bestial, pero usualmente se consigue en cajas.

Si sumercé puede traer del exterior, encontrará que Copic tiene un reguero de juguetes impresionante —desde blanco opaco hasta micropuntas con el mismo tipo de tinta, pasando por la delicia de ¡compresores y pistolas que convierten al marcador en aerógrafo!— pero con el que tampoco es pertinente enredarse cuando uno apenas está empezando. También hay marcas como AD Marker —EEUU—, caracterizada porque su amplia gama de colores tiene saturaciones muy bajas que, al sumarse al tipo de alcohol que usan, da unas transparencias sabrosísimas, cuestión muy útil a la hora de generar degradados y transparencia. Y, bueno, el olor es una cosa loca. Y recientemente me encontré con unos en Francia, Créa Marker, también con una muy buena gama de colores y a mucho mejor precio que Promarker.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s