Clopa en el Ciclopaseo Cachaco

Hace unos meses, en el ImpactHUB Bogotá, tuve la posibilidad de oír a Chris Morfas, gran conocedor y activista de la bicicleta en Estados Unidos, especialmente en California. Entre las tantas varias cosas que dijo, hubo algo que me quedó dando vueltas en la cabeza: además de la mujer, quien como se sabe hace que los hombres consideren subirse a la bici cuando la ven rodando por la ciudad, hay otra potencial biciusuaria que también la promueve cuando la gente la ve rodando por la calle: la celebridad.

Así es: ver a un famoso en bicicleta, decía Morfas, hace que uno diga “ole, si ese fulano lo hace, ¿por qué no uno?”. Aunque el principio que esta afirmación sugiere no me gusta del todo, pues plantea una discusión sospechosa acerca de las diferencias entre los que mojan pantalla y prensa y los demás ciudadanos de a pie, estoy viviendo esos momentos en que, ante la necesidad de la ciudad de ver la movilidad de otra forma, creo que hay que intentarlo todo. 

Por eso trataré de nuevo de convocar a algo que ya había intentado, fallidamente, pues mi lógica me dice que si un famoso cualquiera puede hacer que alguien use una bicicleta, con más veras lo hará un famoso que es símbolo de los ciudadanos con carro (expresión que sigo sin aceptar). Para este caso, José Clopatofsky.

Por eso, y porque por lo que he leído es un bogotano de pura cepa, creo que sería excelente invitarlo -con bastante eco- a que se ponga la pinta más cachaca que tenga y se suba a la bici al menos para el Ciclopaseo Cachaco, que este año será el 23 de agosto. Por eso me atrevo a hacerle una invitación abierta esperando que mis veinte lectores eventuales la circulen con el hashtag #ClopaEnElCiclocachaco.

Qué dice, Sr. Clopatofsky (de paso, perdón lo confianzudo al llamarlo “Clopa”): ¿nos daría el honor de tener su compañía para este evento que cada año tiene más asistentes? Y lo que sería mejor, ¿nos regalaría un espacio mínimo en su revista para que sus lectores se animaran a ir? (Claro, eso ya es mucho pedir, pero mi abuela dice que golpear no es entrar)

Ahí les dejo  la inquietud a quienes quieran mover la invitación y, por supuesto, a José Clopatofsky, a quien espero le suene el plan y se anime a pedalear con nosotros. A la larga, entre más seamos los que, así sea de vez en cuando, pedaleemos en lugar de manejar, hasta el misterioso ciudadano con carro se verá beneficiado. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s